¿Cómo controlar los nervios?

¿Cómo controlar los nervios?

Los nervios y la ansiedad se manifiestan de diferentes formas, estos pueden variar desde un simple nerviosismo hasta llegar a una gran crisis de pánico. Sigue leyendo y conoce un poco más acerca de este tema.

Hablemos del nerviosismo

El nerviosismo está completamente vinculado con hechos concretos y específicos con los que debemos interactuar en nuestro día a día, como por ejemplo dar un discurso en público o simplemente, asistir a una reunión importante. Básicamente, el nerviosismo es una reacción que se genera ante una situación que es percibida como aterrorizante.

Aprende a respirar

Es importante saber que cuando estamos nerviosos y nuestra respiración empieza a agitarse, volviéndose incluso entrecortada, nuestro cerebro cumple con un papel esencial.

Pues, el cerebro ante esos estímulos, capta dichas señales y aumenta significativamente el nivel de alerta. Sin embargo, en el proceso de una respiración lenta, los nervios que van desde el diafragma hasta el cerebro se relajan y envían señales de que todo está bien.

Por eso, la respiración lenta es una excelente estrategia para controlar las crisis de nervios. Se recomienda inhalar aire mientras se cuenta hasta cinco sintiendo como los pulmones se llenan. Después, se exhala ese aire inhalada con gran lentitud y se cuenta hasta cinco.

Conecta con la naturaleza

Una de las cosas que genera mayor relajación y que es una excelente táctica para controlar los nervios, es conectarse con la naturaleza a través de un paseo preferiblemente un lugar que esté rodeado de árboles.

Se debe elegir un sitio muy tranquilo y muy silencioso, donde simplemente puedas disfrutar de esa calma y dar un paseo en bicicleta.

De hecho, estudios realizados en la Universidad de Stanford, permitieron establecer que las personas que pasean en contacto con la naturaleza, tienen pensamientos menos radicales que puedan generar daño en su armonía.

Aparte, muchos de ellos presentan bajos niveles de cortisol en sangre, lo que provoca una disminución de la presión sanguínea, lo que se traduce como una menor posibilidad de experimentar ansiedad.

¡Practica técnicas de relajación!

Si te sientes nervioso, lo más conveniente sería poner en práctica las técnicas de relajación. Existen muchísimas opciones, que van desde la relajación muscular progresiva hasta el entrenamiento autógeno.

Categorías Salud

Deja un comentario