¿Cómo preparar un buen monólogo?

¿Cómo preparar un buen monólogo?

Si eres humorista, actor o simplemente estás interesado en ese campo, seguramente más de una vez haz intentando escribir algún monólogo que genere impacto en el público. Sin embargo, un monólogo no se trata tan solo de recitar anécdotas o de juntar chistes, sino que también se debe tener en cuenta todo un conjunto de pasos.

Hablemos del monólogo

En el caso de no tener mucha experiencia en el mundo de los monologuistas, es recomendable pasearse por los mejores trabajos hechos por personajes consagrados de esta área del entretenimiento. De esta manera, podrás tomar referencias en cuanto a temas e iniciar la redacción de tus propios monólogos.

Piensa en el tipo de personaje que quieres

No necesariamente necesitas saber mucho sobre tu personaje del monólogo en esta etapa. Podrías hacer esto colocado frente a un espejo en la posición de tu personaje inventado o incluso hablando y probando diferentes expresiones faciales, voz y movimientos. Otro buen punto de partida es basar tu personaje en alguien que conoces, o en alguna estrella de televisión que veas como inspiración.

Crea un perfil para tu personaje

Ahora que tienes una idea de un personaje en mente, es hora de crear un perfil de personaje. Para ello, tendrías que saber cómo se llama (aunque luego no lo uses o no lo digas en el monólogo), hacer una descripción del carácter, personalidad y una breve biografía. No olvides la descripción física. Todo ello te permitirá poder conocer mejor al personaje y sentirte como si fueras él o ella.

Comienza la estructura de tu guión

Para hacer un buen monólogo necesitas un buen guión. Primero de todo debes saber de qué quieres hablar y a partir de aquí, comienza tomando una parte del pasado de tu personaje y creas una escena de flashback de él. A partir del tema y esa escena, deberías desarrollar el resto de la historia que vas a querer contar en tu monólogo, volviendo de vez en cuando al flashback y analizar como este ha ido marcando la trama hasta el presente.

Deja un comentario