¿Por qué el cielo es azul?

Existen muchas hipótesis sobre los diversos fenómenos que ocurren en nuestro planeta, siendo planteadas principalmente siguiendo una cultura o historia ancestral. Sin embargo, una de las dudas existenciales de la humanidad recae en el color del cielo. El cielo parece ser azul por la manera en la que interactúa la atmósfera con los rayos emitidos por el sol. Aquí te daremos mayor información.

¿Cómo ocurre la interacción?

Tanto la luz blanca, como la luz emitida por el sol están compuestas por muchos diferentes colores de luz. Contando cada uno con una longitud de onda propia.

Sin embargo, cuando esta luz se encuentra con materia, pueden generarse diversos efectos. Principalmente, debido a que se cambia la velocidad a medida que viaja entre los medios.

Se puede afirmar que los prismas descomponen la luz blanca en todos los colores constituyentes. De hecho, el color azul del cielo justamente se debe a un fenómeno que se denomina como “dispersión de Rayleigh”.

La dispersión de Rayleigh se refiere específicamente a la dispersión generada de forma selectiva de la luz por partículas que poseen un tamaño incluso menor que un décimo de la longitud de onda de luz.

Este fenómeno ocurre con mayor frecuencia a medida que la luz viaja por gases, aunque también puede suceder a través de sólidos y líquidos de transparencia.

La dispersión de Rayleigh

La dispersión de Rayleigh depende principalmente de la longitud de onda de la luz, siendo de esta forma la luz más dispersa, aquella con menor longitud de onda.

Sin embargo, en la atmósfera baja, las pequeñas moléculas pertenecientes al oxígeno y al nitrógeno generan dispersión de la luz de onda corta, como lo es la correspondiente a la luz azul y la luz violeta.

Partículas atmosféricas

Las partículas atmosféricas se encargan de dispersar la luz violeta incluso más que la azul, que corresponde a 450 nanómetros. De hecho, el cielo se ve de color azul, debido a que nuestros ojos son mucho más sensibles a la luz de ese color.

Deja un comentario