¿Cómo bañar a un gato?

¿Cómo bañar a un gato?

Los gatos son animales felinos que generalmente se caracterizan por ser limpios, el principal motivo de que estos animales conserven su limpieza es porque ayudan a mantenerla a través de su lengua que la recorren por todo su cuerpo a modo de limpieza personal o baño.

Pero inevitablemente llega ese momento en el que debes bañar a tu gato, sea porque tiene algún muy mal olor o porque está tan sucio que ni su lengua alcanza para que esta suciedad desaparezca y llegue así el momento de darle un baño a esta especie de mascotas.

Pasos para bañar a un gato

Es recomendable que si decides tener un gato y lo tienes desde que nace o desde que está muy pequeño, lo bañes a temprana edad para que esto se le vuelva una costumbre y no se asuste, se vuelva agresivo o huya si vas a bañarlo ya después de grande por primera vez.

Sin duda los gatos son animales que se bañan menos que los perros, pero también los gatos deben mantenerse limpios y aseados. Los pasos a continuación son procedimientos que puedes realizar para bañar a tu gato, estos varían dependiendo de la personalidad de tu mascota. Pero te pueden servir cuando se presente el escenario de bañarlo, utiliza los que creas más adecuado para él o ella.

Prepárate mentalmente para bañar a tu gato

Se sabe que bañar a un gato es una tarea sumamente difícil, más cuando es primera vez que lo bañas. Si este es el caso, debes prepararte psicológicamente para enfrentar aquellas actitudes que tu gato presente a la hora del baño.

  • Ten paciencia. Recuerda que tu gasto no está acostumbrado a ser bañado y no ha experimentado esta actividad por primera vez.

  • Unas horas antes piensa en todas aquellas acciones que harás cuando llegue el momento de bañar a tu felino. Detente a pensar por un momento cuales son las actividades que puedes hacer, la planificación es la mejor tarea para que una acción salga positivamente.

  • Si conoces a alguna persona que ya haya bañado a un gato antes hazle preguntas y pídele consejos para bañar a tu gato. Aunque la personalidad de un felino ajeno no es la misma que la del tuyo, algunos consejos te pueden servir para aplicar con tu mascota.

Ten a la mano todas las herramientas

Antes de entrar al baño con tu mascota debes colocar dentro del mismo todo lo que pienses que vayas a necesitar para bañar a tu gato, piensa previamente todo aquello que vayas a utilizar sin que se te escape detalle ya que será muy difícil salir a buscarlos una vez estés con tu gato dentro.

  • Ten el champo adecuado para tu gato. Es recomendable que para seleccionar el champo para tu gato consultes con tu veterinario de confianza y así compres el champo que mejores resultados le dará a su pelaje.

  • Toallas. Es importante que las toallas estén dentro del baño, es recomendable tener de dos a tres toallas específicamente para el baño de tu gato, vas a necesitar más de una.

  • El objeto que más ama tu mascota. Muchas son las personas que le damos un objeto como regalo a nuestros animales, este si tiene tiempo con él le toma un gran cariño y es sinónimo de agrado cuando se lo entregan, les tranquiliza y los vuelve un poco mansos. Si este es el caso de tu mascota, incluye en el baño su objeto querido, esto calmará su carácter y estará un tanto más dócil.

  • Música. La música puede ser tu caso, ya que acostumbraste a tu felino a escuchar música y esto les genera tranquilidad cuando la colocas. Lleva al baño un reproductor y coloca la música que más escuchas cuando tu gato esté presente.

  • Usa ropa cómoda y protectora. Básicamente se puede presentar el caso en que tu gato pierda el control y se desespere, puede volverse agresivo y es recomendable que te coloques ropa que te cubra los brazos y las piernas, al igual que puedes usar guantes a la hora de bañarlo. De esta forma te proteges de arañazos y mordeduras.

Baña a tu gato

Ya estás preparado y tienes todo lo necesario para bañar a tu gato, ha llegado la hora de sumergirte con tu gato en una aventura que ambos no olvidarán.

  • Llena una bañera con agua a temperatura tibia o temperatura natural ¡No se te ocurra colocar agua fría! Desatarías la furia de tu animal al hacer esto. Debes llenar la bañera medianamente, sin cubrir por completo a tu gato, solo hasta donde puedas tomar el agua y así bañarlo.

  • Carga a tu gato, háblale y acarícialo, cántale si es necesario. De esta manera tu gasto entrará en un estado de confianza y tranquilidad que le permitirá darse cuenta que está en un lugar seguro y que nada malo pasa.

  • Introduce a tu gato en la bañera poco a poco y de la forma más cómoda, no hay apuros, debes estar consciente de que este trabajo te tomará unas cuantas horas.

  • Comienza a echarle agua a tu gato, colócale el champo y retíralo, todo esto recordando que no puedes dejar de hablarle, cantarle, y acariciarlo.

  • Toma una de las toallas y envuelve a tu gato en ella, luego puedes sentarte en algún lugar y comenzar a secarlo, toma otra toalla y continua secándolo hasta que deje de gotear su cuerpo.

  • Si tu gato está lo suficientemente tranquilo toma un secador para que quede completamente seco, si este no es el caso, entonces solo cepíllalo hasta que tu gato no tenga rastros de gotas. Esta segunda opción es mejor que la primera porque el gato al ser cepillado siente que lo estas acariciando y sigue en zona de confort.

  • Al finalizar podrás abrir la puerta del baño y darle a tu gato un merecido gesto de agradecimiento y de que lo han logrado juntos, además de que también puedes darle un premio, como lo sería un aperitivo para él, muestra de que ha hecho bien al dejarse bañar.

¿Qué hacer si tu gato se vuelve agresivo en medio del baño?

La situación puede ser otra, es decir, puede dar un giro de agrado a una situación tormentosa para ti y para tu mascota felina. Ya que por alguna razón puede volverse agresivo, asustadizo, gruñir y arañar fuertemente.

Si este es el caso no te asustes, recuerda que el ser con raciocinio eres tú, solo sigue hablando con tu gato, colócalo en el piso si es necesario o dale un baño rápido si puedes controlar la situación. Si en casos contrarios la situación se vuelve incontrolable, pospón el baño de tu gato para otra ocasión y planifícate nuevamente.

¿Cuándo debes bañar a tu gato?

El baño de tu gato puede volverse una tarea muy tediosa y poco gustable para ti. Por tal motivo es recomendable que bañes a tu gato esporádicamente, es decir, los gatos de por sí son animales limpios y tienen su baño personal, pero es bueno que de vez en cuando pasen por una ducha y más si lo necesitan. Baña a tu gato de cuatro a cinco meses al año, de esta manera lo mantendrás aseado y no perderá la costumbre de entrar a la regadera alguna vez.

En los felinos es poco común un baño, pero también es importarte hacer, solo si es de vez en cuando.

Deja un comentario