¿Cómo saber si un huevo es fresco?

¿Te gustaría saber cómo saber si un huevo es fresco? ¡En este artículo te brindamos la respuesta!

La cáscara de los huevos es el factor primordial, que además de conocer la contaminación por microorganismos (lo cual resulta muy común cuando no se les da un trato óptimo) te ayudará a determinar cómo saber si un huevo está fresco.

En diversas ocasiones la cáscara se convertirá en un medio de contaminación, y esto es debido a que, si está muy sucia, la carga microbiana será mayor, y, por lo tanto, existirá un mayor riesgo a que se proliferen a través de las yemas las bacterias.

Con el objetivo de que un huevo sea seguro para su consumo (este fresco), deberá encontrarse en buenas condiciones y almacenado en ambientes óptimos. Para esto, se deberá tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • La cascará deberá estar intacta y limpia.
  • Al agitarlo no se debe escuchar como si hubiese liquido en su interior.
  • La yema no debe estar rota y debe lucir al trasluz como una sombra.
  • No debe liberar olores desagradables o raros.
  • Puedes introducirlo en un vaso de agua. Si se hunde, significa que está fresco, mientras que, si flota, está en mal estado.
  • Si al cascar el huevo la clara está dispersa, significa que ha perdido frescura.
  • Al reventarlo se debe visualizar una clara transparente, libre de materia extraña, y manteniendo una consistencia gelatinosa.

Si deseas consumir huevos frescos y en su calidad más óptima calidad deberás dejarlos en su cartón original. Conservándolos en un lugar seco y fresco. De esta manera pueden usarse por 3 semanas.

Las sobras de huevo o platos que contengan huevo pueden refrigerarse en un envase hermético, esto ayudará a mantener la frescura una vez se haya partido.

En estas condiciones puede consumirse 3 o 4 días después.

En cuanto a los huevos cocidos para almuerzos campestres, deben conservarse en una nevera que tenga aislación térmica, y que disponga de una cantidad relevante de hielo.

Deja un comentario