¿Dificultan los implantes de senos detección de cáncer de mama?

Ahora esta de moda aumentar la talla de los pechos con implantes, pero tendrá esto algún tipo de influencia a la hora de diagnosticar el cáncer de mama? Te vamos a resolver todas tus dudas.

Respuesta:

Según expertos, en la última década las operaciones de aumento del volumen del seno se han convertido en el segundo procedimiento más popular de la cirugía plástica, siendo el primero la liposucción. Los implantes de seno podrían interferir en la detección de cáncer mediante mamografía, dijo una experta a la revista FDA Consumer, que publica la Dirección de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos. “Los implantes de seno pueden enmascarar el tejido mamario y, en consecuencia, impedir la detección de lesiones”, como el cáncer, explicó en la más reciente edición de la revista directora de la unidad de mamografía de la Universidad de Maryland, Wendie Berg.

Según la Sociedad de Cirujanos Plásticos de Estados Unidos, en la última década las operaciones de aumento del volumen del seno se han convertido en el segundo procedimiento más popular de la cirugía plástica. El primero es la liposucción. En 2008 solamente, más de 530 mil mujeres se sometieron a operaciones de aumento de seno en Estados Unidos, mientras que el número aumentó a 791 mil en 2009, es decir, 55 por ciento más que el año anterior y cerca de 500 por ciento más desde 2002.

Sin embargo, el problema que puede surgir de dichos implantes deriva principalmente de la dificultad para detectar el cáncer de mama a tiempo, debido a la acumulación de calcio en los tejidos alrededor del implante, según la doctora Berg.

En algunas ocasiones, agrega la experta, la acumulación de calcio se confunde con tumores. También hay que tener en cuenta que al realizar una mamografía, un procedimiento que incluye la compresión de los senos, los implantes pueden llegar a romperse, advirtió la FDA.

Ante el cáncer de mama, mayores cuidados

Además de la atención de especialistas, las mujeres con cáncer de seno necesitan el apoyo de otras personas y encontrar respuestas a preguntas comunes, según un estudio. En este estudio, las mujeres que acaban de ser diagnosticadas con cáncer de seno y que han tenido acceso a grupos de apoyo y mucha información médica adecuada se sintieron más satisfechas con el cuidado que recibieron, particularmente cuando fueron diagnosticadas con la enfermedad y durante su posterior tratamiento”, explicó la encargada del estudio, Ann M. Geiger, del Kaiser Permanente del Sur de California (KPSC).

El programa Breast Buddy Breast Care, que patrocina el KPSC, desarrolla un programa de colaboración conjunta entre profesionales de la salud y activistas comunitarios para informar y apoyar a mujeres con cáncer de seno durante el curso de su tratamiento, indicaron Giger y sus colegas en el número de julio-agosto de la revista Effective Clinical Practice.

Los participantes del programa tienen acceso a muchos libros, casetes, videos y otros materiales relacionados con el cáncer de seno, además de la supervisión directa a cargo de mujeres que han superado el cáncer. Para evaluar la efectividad del programa, se realizó una encuesta entre 388 mujeres, de las cuales 82 fueron diagnosticadas en centros que cuentan con grupos del Breast Buddy Care Program y 225 en otros lugares.

Resultados:

Los resultados del estudio revelan que las mujeres que participaron en el programa dijeron sentirse más satisfechas con el cuidado que aquellas que no recibieron apoyo. “Dado el temor que rodea el cáncer de seno y la complejidad del tratamiento, las mujeres con la enfermedad experimentan una mayor satisfacción cuando tienen la oportunidad de orientarse y recibir apoyo de profesionales y sobrevivientes de ese tipo de cáncer”, señalaron Geiger y sus colegas.

El 71 por ciento de las participantes en el programa dijeron sentirse “muy satisfechas” con el cuidado, en comparación con el 56 por ciento de las que no recibieron el apoyo del grupo. Asimismo, casi el 50 por ciento de las mujeres dijeron que el apoyo emocional fue “excelente”, en contraste con el 38 por ciento de las no participantes.

Categorías Salud

Deja un comentario