¿Por qué se nos pone la piel de gallina?

Cuando nos enamoramos, sentimos miedo, nos emocionamos, tenemos frío, o bien, vivimos una experiencia distinta a las comunes, sentimos que nuestra piel se pone de gallina. Este fenómeno ocurre a la mayor parte de los seres humanos. Por lo que, ¿Estás interesado en saber por qué se nos pone la piel de gallina? ¡En este artículo te traemos la respuesta a tu incógnita!

Esto es producido por un efecto denominado ‘piloerección’, el cual ocasiona que los pequeños músculos que se encuentran en la base de cada capilar se levanten y contraigan al igual que cada uno de los vellos o pelos que recubren la piel. Del mismo modo, se dilatan tranquilamente los poros, lo que ocasiona la peculiar apariencia de ‘piel de gallina’.

Formacion de piel de Gallina

La formación de la piel de gallina en los seres humanos se considera un reflejo vestigial que no ostenta de función fisiológica. La función primitiva que aún está presente en otros mamíferos, consiste en elevar la cantidad del aire atrapado en el pelaje con el fin de hacerlo más liso, o bien, aumentar el volumen del cuerpo como una estrategia de defensa frente a los depredadores. Este reflejo es conocido como ‘reflejo pilo-motor’ y suele ocurrir e distintos mamíferos, además de los humanos, siendo un ejemplo destacado los puercoespines, quienes levantan las púas cuando se está amenazados, los gatos erizan su cola cuando está en una situación de peligro y las nutrias marinas tras encontrarse con depredadores, como en el caso de los tiburones.

En los seres humanos la piel de gallina es muy fuerte en los antebrazos, pero también en el cuello, las piernas y otras áreas de la piel que poseen pelo. En algunas personas suele ocurrir en la cabeza o en la cara.

Por otro lado, la piel de gallina puede ser ocasionada por la retirada de opiáceos. Es importante no confundirla con la afección de la piel que imita la piel de gallina, se llama queratosis pilaris.

Deja un comentario